S.O.S. Bebé con gases

Los gases son una de las principales preocupaciones de los recién papás. Se identifica porque el bebé llora (no tiene hambre, está limpio y en vuestros brazos), se retuerce y mueve mucho las piernas pero, sobretodo, porque se pasa cuando expulsa algún gas (para regocijo de los papás).

 Gracias a mi trabajo yo sabía muchos “trucos” pero ninguno me funcionaba hasta que encontré el “truco de mi niña”.

Os explico, empecé con lo clásico que realmente lo ayudó:

·         Masajes: circulares, subiendo las piernas…la verdad es que es toda una técnica y os aconsejo el libro de Vimala Schneider, Masaje infantil. Nosotros hacíamos tres veces al día el masaje completo para los gases y mejoramos pero aún quedaba camino por recorrer.

·         Colikind: medicaciones homeopáticas varias. Yo escogí ésta porque es la que más conocía pero he oído de otras que tienen buenas referencias.

·         Llevarla mirando al suelo, con la barriga  sobre nuestros brazos: a ella no le funcionaba demasiado, no vimos una gran diferencia entre llevarla de esta manera o llevarla verticalmente en la mochila o fular.

·         Poner calor sobre la barriguita: con un trapito calentito (en el microondas) aunque lo ideal es un cojín de semillas

·         Infusiones de anís verde para mí: se supone que llegan al bebé vía lactancia.

Lo hicimos todo pero, al final por casualidad, un día se nos ocurrió ponerla en la que denominamos posición de váter. Consiste en poner al bebé con su espalda apoyada en tu barriga y cogiendo sus piernas por la altura de las rodillas que quedarán tocando  su pecho, el culo queda en pompa apuntando hacia el suelo.

Y fue mágico. Lo hicimos por pura casualidad después de una toma y empezó a hacer caca y gases al poco rato, después de esa toma no hubo dolores J Así que desde ese momento después de cada toma hacemos cinco minutos en dicha posición, al principio incluso en la toma de la madrugada (ahora ya no).

Las primeras veces necesitaba cinco o seis minutos pero ahora ya es prácticamente automático, por otro lado es una dinámica muy cómoda para nosotros porque es comer, cambio de pañal y lista durante tres horas.

Algo importante es no confundir el dolor por los gases que  se producen en los intestinos con hacer o no eructo que es el aire tragado durante la toma. No tienen relación así que si vuestro bebé tiene dolor propio de gases no tendrá menos porque eructe más.

Os animo a que probéis esta posición pero también a que vayais probando diferentes cosas hasta que encontréis su “truco”. De todas maneras el dolor producido por los gases se acaba solucionando con la madurez del aparato digestivo (de los intestinos, principalmente) así que paciencia y mucho amor. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


tres × = 3

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>